Chibolas Bien Putas en Miraflores

86%

De jovencita siempre me gustó ser una chibola linda de las que nadie logra olvidar luego de conocerme. A menudo me gustaba ir a la biblioteca a leer, aunque con el paso del tiempo me comenzó a gustar el tema de la kinesiología, tocar a los pacientes y excitarme junto a ellos. Es como una fantasía que siempre tuve.

Luego de varios años de ir a la biblioteca y follarme al recepcionista, decidí comenzar a centrarme en lo mío, soñaba con ser kinesióloga por lo que luego de varias semanas de pensarlo, me inscribí en una Universidad en el centro de Lima, Perú. Cerca de las putas en miraflores.

Nunca fui buena para los estudios, jamás pude retener algún conocimiento que me enseñaron ya que eran temas que no me interesaban. Siempre fui fogosa y me gustaba ver porno.

Un año luego de inscribirme en la Universidad, logré pasar casi todas las asignaturas excepto una, Anatomía, que la dictaba un profesor super guapo de unos cuarenta y cinco años.

Tras varios intentos por lograr aprobar los exámenes finales de Anatomía, decidí que debía follarme al profesor para poder dar con la nota positiva.

El profesor, un hombre casado, con cuatro hijos y nietos, nunca se mostró frágil frente a los estudiantes. Hasta que llegué yo y comencé a seducirlo.

Al principio le dejaba notas escritas debajo de su agenda, con firma Anónima y un beso marcado con mi pintalabios favorito, el color rojo furia.

Tras una semana de notas con besos en su cuaderno, logró identificarme por mis labios sobresalientes color rojo candela. Al principio se lo notaba tímido y se hacía el desinteresado.

Hasta que un día me citó a tomar clases particulares, lo que nunca me dijo era el lugar donde iba a ser la clase.

El seductor hombre me invitó a que nos veamos en el Parque Keneddy de Miraflores, un parque en el cual me siento muy identificada, ya que está lleno de gatos y yo me considero una gata salvaje.

Al llegar al parque, nos encontramos y nos sentamos en uno de los asientos mientras les dábamos de comer a los gatitos. Luego de la charla, nos dio hambre a nosotros, por lo que fuimos a la Calle de las Pizzas para hacernos de una buena y gigante pizza, como a mí me gustan.

Tras saborear esa enorme pizza, bebimos unas cervezas y comenzamos a calentarlos.

Luego de varias cervezas locales y unas copas de pisco sour peruanos, nos decidimos marcharnos al hotel más cercano, para comenzar con la clase particular que el profesor quería darme.

Llegamos a un cálido hotel cercano a la calle de las Pizzas. Me invitó a quedarme toda la noche, haciéndose cargo de las cuentas y tratándome de muy buena forma.

Revisé previamente https://prostivedettes.com/ para poder vestirme como las reinas que están allí.

Entramos a la habitación, fui al baño a higienizarme y cuando salí, estaba el profe esperando para darme la mejor clase de sexo que he tenido en mi vida.

Tuvimos sexo durante 2 horas seguidas, sin parar, luego nos dormimos hasta el siguiente día, que amanecimos con un rico desayudo y un sabroso mañanero para luego darnos una ducha, vestirnos, e ir a la Universidad.

Sorpresivamente, a la semana, recibí la excelente noticia que había aprobado el examen de Anatomía, y ya tenía el año completo con todo aprobado.

  • COMPARTIR
0 Comentarios
¿Qué opinas sobre este video?
Tu email no sera publicado.