De un juego pasaron a una fiesta de sexo

100%

Estas parejas siempre ha sido amigas desde pequeños, todos eran perfectos en su relación y su amistad ni decirse. Siempre se reunían a compartir entre ellos y sus experiencias en la relación, porque querían mantener esa amistad que siempre han tenido, todos llevaban algo para compartir. Empezaron a ver una película pero por error, terminó siendo una película pornográfica, pero siguieron viéndola, como si nada.

Querían cumplir una fantasía que tenían pendiente

De un juego pasaron a una fiesta de sexo

Se pusieron bien cachondos con ese vídeo así que decidieron hacer algo que siempre habían querido, era tener sexo entre ellos, como buenos amigos que eran, se tenían bastantes ganas entre ellos. Así que ya estaban desnudos empezaron a besarse y mamar vergas como si no hubiese mañana. De la nada ya ellas con ganas de tener la verga dentro, empezaron a hacer sus movimientos para que esos hombres se las metieran completas.

Así pasaron unos minutos con las embestidas

De un juego pasaron a una fiesta de sexo

Esos minutos para ellas se hacían eternos, cada vez que ellos le metían la verga bien duro, y les encantaba recibirla, se sentían maravilladas de tantas vergas que recibían. Sabían que esos hombres estaban dispuestos a hacer lo que sea para hacerlas feliz. Empezaron a repetir todo lo que salía en el vídeo, ellas gritaban de placer y ellos querían darles más y más ellas parecía no cansarse.

  • COMPARTIR
1 Comentarios
  • Lorencita M. 04 febrero 2017

    La crisis nos está golpeando a todos, con mucha fuerza en desgraciadamente muchos casos. Esto está haciendo que esten proliferando las fiestas organizadas a nivel particular , en casas, o en chalets que se alquilan circustancialmente para ese fin o que los mismos organizadores tienen.
    En nuestro caso siempre hemos huido de ese tipo de fiestas, pero desde nuestro punto de vista vamos a contaros lo que consideramos “pros” y “contras”.
    PROS“:

    Se realizan con mayor privacidad.
    Se invita a los asistentes, supuestamente buscando mayor afinidad.
    Se supone que son mas económicos.
    No hay limitaciones de locales de hosteleria como horarios, tabaco, etc..
    CONTRAS“:

    Normalemente se realizan fuera de la ciudad, conllevando desplazamientos.
    El organizador vendiendo esa privacidad invita masivamente y con animo de lucro.
    Se cobra una cantidad previamente anunciada.
    No cuentan con las instalaciones preparadas de los pubs de intercambio.
    Analicemos lo que hemos escrito. Mucha gente evita los locales y pubs liberales por la ausencia de privacidad, por el corte de no conocer a la gente y en muchos caso por precios que en estos momentos no pueden o podemos pagar, hasta aqui es evidente que ganarían con estos argumentos las fiestas privadas.
       
    Ahora bien, dado que estas fiestas llevan gastos y tienen animo de lucro, obvia decir que las invitaciones se producen de manera indiscriminada y nosotros nos preguntamos, si el ambiente y los asistentes no nos gustan por la razón que sea, ¿como huimos de ese ambito privado?, si alguien se sobrepasa con nosotros y no estamos comodos, ¿quien nos va a sacar de esa situación?, si tenemos que sumar los gastos de desplazamiento en combustible y tenemos que pagar un “donativo” (expresion por ellos utilizada) ¿donde está el ahorro?.
    Si analizamos lo dicho, seguiremos respetando pero sin entender a las parejas que no van a locales liberales y aún huyendo de estas fiestas privadas quedan en su casa u hoteles, si todo va bien pues fantastico, pero que ocurre si la pareja en el trato personal es la mejor del mundo pero en el aspecto sexual no es lo que buscamos (esto no se sabe hasta estar en faena), ¿que hacemos?, ¿les echamos de casa?, si estamos en la suya, ¿nos vestimos y nos vamos?, estareis con nosotros que puede ser una situación incomoda e incluso violenta.
     
    Por ello seguiremos pensando que la mejor opción son los locales de intercambio de parejas, los hay de todo tipo, ambiente y precio, solo es cuestión de escojer el más adecuado a nuestros gustos y economía. Imaginar alguna de las situaciones descritas anteriormente. En un local publico, nos levantamos y nos vamos, si la situación es incomoda los relaciones publicas nos ayudaran a salir de ese incomodo momento. Pero insistimos que cada cual va donde decide y disfruta o padece las consecuencias de sus decisiones. La nuestra es clara, nunca en primera cita en un ambito privado, imprescindible que sea en un pub liberal. En consecuencia y por las razones argumentadas es que huyais de las fiestas privadas, de sus supuestas excelencias y vayais a cualquier local de intercambio, con más comodos, seguros e incluso más económicos.

¿Qué opinas sobre este video?
Tu email no sera publicado.