Jovencita morena le gustan los juguetes y el sexo en la cama

73%

Esta pequeña está bien dotada, un par de tetas enormes que se toca y se aprieta para comenzar el juego de excitarse, un rico coño que está dispuesta a tocar y que penetra un poco son dos consoladores que encuentra, dilatándose poco a poco para poder meterse una enorme polla que le espera muy pronto.

Mamadas mutuas muy cachondas

Jovencita morena le gustan los juguetes y el sexo en la cama

Ella sin discutir se mete la polla que de este macho que está acostado en la cama, ella lo mama muy rico de arriba abajo y él la ayuda sosteniendo su cabeza por su pelo, asegurando que la polla le llegue a la garganta, pero el turno también de el llega cuando le toca mamarle el coño a esta morena tan rica, pasando la lengua de arriba a abajo y mordiendo su himen muchas veces.

Follando rico en la cama

Jovencita morena le gustan los juguetes y el sexo en la cama

Este hombre no espera mucho y la penetra duro por el coño, haciéndola gemir de placer y lujuria por toda la habitación. Y el la pone en todas la posiciones que quiere, acostada y con las piernas arriba es la primera, después en cuatro como a ella le encanta que se la metan y es cuando mas gime disfruta.

  • COMPARTIR
1 Comentarios
  • Lorencita M. 04 febrero 2017

    JUEGO MORBOSO…..

    Fue un juego, picante, distinto, nuevo, morboso, dejarse atar por mi y dejarme que hiciera lo que quisiera…… nervios, incertidumbre, vendarle los ojos, desnudarla, atar sus pies y sus manos con cintas de raso, lo suficientemente fuerte como para que sepa que no se puede escapar y que esta a mi merced pero sin hacerle daño.

    Contemplarla, atada, desnuda, preciosa, esperando, tratar de imaginar lo que esta pensando, deslizar un dedo por sus labios, su cuello, entre sus pechos, llegar a su ombligo, su pubis, sus piernas…..ver como se retuerce un poco, no sabe lo que voy a hacer ni cuando….sentir su piel, sabe que esta expuesta, junta las piernas todo lo que puede, se siente vulnerable, me gusta.

    Un hielo, en sus pechos, reaccionan al instante, el frío los despierta, mi lengua ayuda a volver a templar sus pezones, sigue el camino hacia su vientre, frío, molesta y excita, reposa el hielo en su ombligo y mis manos y mi boca en sus pechos, sigue el camino por su tripa, sus muslos, se mueve, que viene ahora…..mi lengua hace el mismo recorrido que hizo el cubito, recogiendo el agua de su piel, sustituyendo la fría humedad por una sensación más cálida…….
    Un abanico de plumas empieza a recorrer su cuerpo, la tortura de las cosquillas, sus pezones, sensibles y despiertos, sus pies, sus piernas, sus muslos, evitando su vagina, ya húmeda, recorriendo sus formas una y otra vez, se estremece, es el momento de pasar las plumas por sus labios vaginales, muy despacio, una sensación extraña, se tensa, se excita, se nota, abre las piernas para dejarme hacer, la caricia se prolonga, sobran las plumas, ahora es piel con piel, mis manos, dibujando su cuerpo, mi lengua, acercándose donde ella desea que este, haciéndome de rogar, no habla, se muerde el labio, jadea, el primer gemido, fuerte, inesperado, surge a la vez que recorro su coño con la lengua despacio, me tumbo entre sus piernas y chupo, lamo, juego con su cuerpo, cada vez más húmeda y más excitada, me pide, me exige que siga, que no pare hasta que el limitado movimiento de sus caderas me dice que esta a punto y siento como se deja ir en un orgasmo intenso y largo como nunca que la deja desmadejada.

¿Qué opinas sobre este video?
Tu email no sera publicado.